En el principio cuando Dios creo al hombre, le hizo notar que no es bueno estar solo. Poco tiempo paso y Dios creo a la mujer como su ayuda idónea, en otras palabras su complemento. El hombre y mujer, con sus diferencias, estamos diseñados para que al unir nuestras vidas en matrimonio podamos estar completos. Dios dijo: serán una sola carne.

Estoy leyendo Proverbios 12:4 https://ref.ly/Pr12.4 vía @Logos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: