Todo el proceso de encarnación del Hijo de Dios nos es un misterio, pero es más que suficiente para que comprendamos el gran amor que Dios tiene por nosotros. Contemplar su vida es nuestro privilegio y aún más, ser transformados por su amor.

Estoy leyendo Mateo 1:18 https://ref.ly/Mt1.18 vía @EstudioBiblia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: